Se necesita una cuenta bancaria para funcionar en la actualidad, pero es difícil a su vez permitirse el lujo de la banca a menos que mantengas un saldo de cuenta grande. Los bancos cobran cuotas mensuales por las cuentas corrientes y estas comisiones son especialmente problemáticas cuando estás intentando mantener el saldo de tu cuenta por encima de cero. Afortunadamente, no es difícil encontrar grandes servicios bancarios sin requisitos de saldo mínimo. Aquí hay 3 de las mejores maneras de realizar transacciones bancarias gratuitas.

Conéctate online para evitar cargos bancarios

Un banco online es una gran opción si acabas de empezar, o si tiendes a mantener un saldo de cuenta algo bajo. La mayoría de los bancos electrónicos no tienen requisitos de saldo mínimo, lo que significa que puedes evitar cargos incluso si tu cuenta está vacía.

Abrir una cuenta es fácil, y probablemente ganarás más con tus ahorros de lo que obtendrías en la oficina del banco. Podrás tener la nómina ingresada igualmente y cuando llegue el momento de gastar el dinero puedes usar tu tarjeta de débito o pagar tus facturas online de forma gratuita.

¿Cuál es la trampa? Mientras planifiques con anticipación, puede que no haya ninguna. Tus fondos están en una cuenta de Internet, por lo que no es posible entrar en una sucursal y realizar negocios. Para retiras pequeñas de dinero en efectivo, cualquier cajero automático adherido a tu banco online te servirá pero algunos bancos ( la mayoría ) tienen límites de retiradas diarias, lo que podría crear desafíos.

Ve a bancos pequeños para transacciones bancarias gratuitas

Los bancos pequeños y las cooperativas de crédito son otra buena opción para las cuentas corrientes y de ahorro gratuitas. Estas instituciones tienen menos probabilidades que los megabancos de tener requisitos de saldo mínimo y cuotas mensuales altas.

Busca bancos regionales pequeños a nivel local. Pídele a tus amigos, familiares y compañeros de trabajo con los que trabajes que te den algunas ideas. Tu jefe podría incluso tener relación con una cooperativa de crédito local, lo que mejoraría aún más tus posibilidades de realizar operaciones bancarias de forma gratuita. ¿No estás seguro de lo que es una cooperativa de crédito? Descubre cómo las cooperativas de crédito se comparan con los bancos…

Esquiva los cargos bancarios

Incluso si utilizas un megabanco (una marca nacional con sucursales en cada esquina), es posible que no tenga que pagar tarifas o incluso mantener un gran saldo en tu cuenta. Por lo general, los bancos ofrecen varias maneras de evitar el pago de cuotas mensuales y es posible que puedas optar a una exención de cuotas incluso si piensas que tu saldo es demasiado bajo.

Habla con un banquero o busca detalles sobre cualquier criterio que te ayude a realizar operaciones bancarias de forma gratuita. Por lo general, el banco aplica las renuncias automáticamente, no necesitas notificarlo al banco o solicitar una renuncia. A continuación se enumeran algunos ejemplos de exenciones:

Establece un ingreso directo en tu cuenta corriente (como la nómina por ejemplo). Si tienes varias cuentas, puedes programar un traspaso de fondos una vez al mes.

Algunos bancos no cobran comisiones si simplemente utilizas tu cuenta (por ejemplo, si utiliza tu tarjeta de débito por lo menos 10 veces al mes, las comisiones no se cobran).

Los estudiantes a menudo reciben una gran cantidad de pruebas de inscripción y sus cuotas pueden ser exoneradas durante los próximos años.

Comprueba si hay una opción online o sin papel en tu banco actual. Si no estás utilizando la sucursal de todos modos, puedes ahorrar dinero (y aún así tener la opción de visitar un cajero por una modesta tarifa si surge la necesidad).

Alternativa: Prueba el servicio prepago

Si no hay manera de evitar pagar cuotas mensuales de mantenimiento a tu banco, busca las tarjetas de débito prepago. En lugar de depositar fondos en tu cuenta bancaria, «recargarás» fondos en tu tarjeta. Puedes gastar tu saldo como con cualquier otra tarjeta de débito, y algunas tarjetas ofrecen pago de facturas online y otras funciones.

Ten cuidado al usar una tarjeta prepago como sustituto de una cuenta bancaria. Es posible que los saldos no estén asegurados y que estas tarjetas tengan un historial de cobro de comisiones altas. Además, no gana intereses sobre los ahorros, por lo que es difícil progresar hacia tus metas. Sin embargo, hay varias tarjetas asequibles para elegir si una cuenta bancaria simplemente no funciona para ti.