Muchos de los consumidores españoles no pagan ninguna comisión a su banco. ¿Eres parte de ese grupo? Si no es así, deja de pagar cargos bancarios ya!

Los bancos siguen ganando mucho dinero y las comisiones son una fuente importante de beneficios. Eso significa que las personas que pagan cuotas compensan a todos los demás, a veces pagando cientos de euros o más cada año. Si estás pagando comisiones a tu banco, averigua cuáles son, cuánto te están costando y cómo puedes poner fin a esos gastos.

Cuotas de mantenimiento

Algunos bancos cobran una comisión sólo por tener una cuenta. Estas tarifas mensuales ( o bimensuales ) de mantenimiento son automáticas y oscilan entre 5€ y 20€ por mes, dependiendo de dónde realices operaciones bancarias y de los servicios a los que te suscribas. Para la mayoría, ese tipo de cargo será más de lo que pueda ganarse en intereses a lo largo del año, e incluso es posible que te cueste mantener el saldo de tu cuenta por encima de cero.

Las cuotas de mantenimiento son relativamente fáciles de evitar. Lo que puedes hacer es :

Usar un banco que no cobre cuotas de mantenimiento, o

Cumplir los requisitos para una exención de cuotas para que no te cobren las comisiones

La banca gratuita es una realidad. Después de la crisis financiera, los grandes bancos hicieron grandes novedades eliminando algunos tipos de comisiones

(y dejando de aumentar las cuotas de mantenimiento). Sin embargo, muchos bancos todavía cobran por mantenimiento de cuentas. Los bancos online son una fuente rápida y fácil para la banca gratuita, ya que rara vez tienen requisitos mínimos o cuotas mensuales. Si deseas los beneficios de un banco físico (las sucursales bancarias siguen siendo útiles), busca instituciones locales más pequeñas como los bancos regionales. Las cooperativas de crédito, que son propiedad de sus clientes, son también una gran opción para una cuenta gratuita.

La exención de cuotas es bastante sencilla: si cumples con ciertos criterios, el banco no et cobrará cuotas de mantenimiento. Los criterios comunes que te permiten esquivar las tarifas incluyen:

Establecer un ingreso directo en tu cuenta bancaria (a veces se requiere un mínimo de $500 por mes), como el ingreso de una nómina o desde otra cuenta de ahorros tuya.

Mantener el saldo de tu cuenta por encima de cierto nivel.

Eliminar las libretas en papel y gestionar la cuenta de forma electrónica.

Usar diferentes servicios del mismo banco (por ejemplo, obtener una hipoteca del mismo banco donde tiene su cuenta corriente)

Devoluciones por insuficiencia de fondos

Los cargos por devolución y los cargos por fondos insuficientes pueden costar tanto o más que los cargos de mantenimiento en el transcurso de un año. Siempre que el saldo de tu cuenta sea bajo, corres el riesgo de pagar estos cargos.

Los cargos por devolución suelen ser de alrededor de 35€ por transacción fallida. Por ejemplo, si tu cuenta tiene 1€, pero gastas 4€ con tu tarjeta de débito (y te has inscrito en el programa de protección contra devoluciones de tu banco), pagará 35€ sólo para pedir prestados 3€. Retira dinero del cajero automático después de eso, y podrías enfrentarte a otro cargo de 35€.

Afortunadamente, los cargos por devoluciones son opcionales. Los bancos solían registrarlo para la protección contra devoluciones automáticamente, pero ahora necesita activar el servicio. En la mayoría de los casos, prefieres que tu tarjeta sea rechazada (probablemente puedas pagar en efectivo o con otra tarjeta, ahorrándote los gastos de devolución de 35€ ). Si estás interesado en la protección contra sobregiros o devoluciones, vale la pena investigar las opciones. Algunos bancos transfieren dinero de tu cuenta de ahorros a ut cuenta corriente por unos 10€, y otros ofrecen líneas de crédito para sobregiros y devoluciones (las cuales cobran intereses sobre la cantidad que pides prestada en lugar de una tarifa fija alta por transacción).

Optar por la exclusión no es suficiente

Podrías pensar que estás libre de sospecha si nunca has optado por la protección contra sobregiros. Pero seguirsá pagando comisiones si el saldo de tu cuenta llega a cero y los cargos llegan a tu cuenta. Por ejemplo, podría haber establecido pagos automáticos de hipoteca o seguros de tu cuenta corriente (para que el beneficiario retire los fondos cada mes). Estos pagos se atienden de manera diferente. Optar por no recibir protección contra devoluciones sólo evita que gastes más de lo debido con tu tarjeta de débito.

Si las transacciones dibujan tu equilibrio de la cuenta debajo de cero, tu banco cargará unas comisiones por fondos insuficientes. Estos gastos suelen ser también alrededor de 35€ por transacción fallida.

Lo que puedes hacer

¿Cómo puedes evitar los cargos por devolución y saldo insuficiente? La respuesta fácil es mantener suficiente dinero en tu cuenta. Pero es difícil conseguirlo cuando el dinero es escaso y las transacciones electrónicas lo consiguen sin que lo sepas.

Lleva un registro de cuánto tienes en tu cuenta, e incluso cuánto tendrás en tu cuenta la próxima semana. Si realizas balances regulares en tu cuenta, sabrás cuáles son las transacciones por las que ya has pasado y cuáles sigues esperando. Tu banco te puede mostrar que tienes una cierta cantidad de dinero disponible, pero sabrás que no todas tus facturas han llegado a tu cuenta todavía. Para obtener más detalles, incluidos formularios y plantillas de hojas de cálculo, consulta Cómo equilibrar tu cuenta.

También es útil configurar alertas. Haz que tu banco te envíe un mensaje de texto ( SMS ) cuando el saldo de tu cuenta sea bajo… Así sabrás que necesitas cambiar o cancelar pagos, o transferir fondos de una cuenta de ahorros.

Como red de seguridad, es posible que también desees establecer una línea de crédito para devoluciones. Con suerte, no tendrás el hábito de usarlo, pero es una manera con menos coste de manejar errores ocasionales.

Cargos de cajeros automáticos

Los cargos de los cajeros automáticos están entre los cargos bancarios más molestos. La mayoría de las personas no parpadean cuando pagan 10€ al mes como cuota de mantenimiento, pero odian la idea de pagar para sacar su propio dinero de un cajero automático. Esto tiene sentido: estos cargos pueden sumar fácilmente hasta el 5% o 10% del total de la retirada (o más).

Si usa cajeros automáticos con frecuencia, necesitas una manera de evitar estos cargos. El mejor enfoque es usar cajeros automáticos que son propiedad de tu banco o están afiliados a él. No vas a pagar a tu banco estando en el extranjero por la cuota de cajero automático, ni pagarás un cargo adicional al operador del cajero automático. Utiliza la aplicación móvil de tu banco para encontrar cajeros automáticos gratuitos.

Si usas una cooperativa de crédito, incluso una pequeña, podrías tener más acceso a cajeros automáticos gratuitos de lo que piensas. Muchas cooperativas de crédito participan en sucursales compartidas. Esto te permite usar servicios de sucursal (y cajeros automáticos) en diferentes cooperativas de crédito, no sólo en tu propia cooperativa de crédito. Averigua si tu cooperativa de crédito participa, y averigua dónde están los cajeros automáticos más convenientes.

La lista continúa

Hemos cubierto los grandes temas en profundidad, pero hay muchas otras formas de pagar por los servicios bancarios. Estate atento a estas tarifas.

Transferencias electrónicas: las transferencias electrónicas son ideales para enviar dinero rápidamente, pero no son baratas. Si realmente no necesitas hacer una transferencia, encuentra una manera mas barata de enviar fondos electrónicamente.

Comisión de cierre de la cuenta: los bancos te cobran una buena comisión cuando cierras una cuenta poco después de abrirla. Si ha cambiado de opinión sobre un banco, espera al menos de tres a seis meses antes de cerrar tu cuenta para evitar cargos.

Exceso de transferencias: algunas cuentas limitan el número de transacciones (especialmente transferencias fuera de la cuenta) permitidas por mes. Las cuentas del mercado monetario, que ofrecen algunos de los beneficios de las cuentas de cheques y de ahorros, podrían limitarlo a tres retiros por mes. Las cuentas de ahorro, debido a la Regulación, limitan ciertos tipos de retiradas a seis por mes. Si va a gastar dinero de esas cuentas, planifica con anticipación y traslada el dinero a tu cuenta corriente en grandes cantidades.

Penalización por retiro anticipado: los cuentas de depósito a menudo pagan tasas de interés más altas que las cuentas de ahorro. ¿La compensación? Usted necesitas comprometerte a dejar tu dinero en la cuenta durante mucho tiempo. Si la retiras antes de tiempo, pagarás una penalización. Para ahorrar ese dinero, configura tu cuenta corriente para que siempre tengas algo de dinero gratis o utiliza una cuenta de deposito que permita retiradas anticipados.