Que es la Banca Online?

La banca online te ofrece la posibilidad de administrar tu dinero en línea con tu dispositivo móvil, smartphone u ordenador. No hay necesidad de visitar una sucursal bancaria, y puedes hacer la gestión que necesites cuando te sea más conveniente.

El dinero es cada vez más electrónico. Algunas personas todavía usan efectivo, pero hay otras formas de pago se han ido volviendo más populares en los últimos tiempos. Por qué? Porque son más fáciles de usar, son gratuitos o muy baratos y son mejores para hacer un seguimiento de los gastos. Los bancos y la tecnología asociada a ellos desempeñan un papel significativo en esta evolución.
La banca online solía estar limitada a los bancos que operaban exclusivamente en línea. Pero ahora, incluso los grandes bancos físicos y las cooperativas de crédito locales ofrecen servicios en línea. Dicho esto, todavía puedes usar un banco solamente online y discutiremos los pros y contras de las diferentes opciones a continuación.

Servicios de la banca on-line

Evitarte un viaje a la oficina bancaria o sucursal significa que puedes hacer negocios en cualquier momento, desde (casi) cualquier lugar. Pero, ¿qué puedes conseguir realmente? Mucho.
Para realizar operaciones bancarias en línea, necesitarás usar tu ordenador o una aplicación en tu dispositivo móvil. Empezar puede ser complicado si no te sientes cómodo con la tecnología, pero todo se vuelve más fácil una vez que has practicado.

Abrir cuentas online: Puedes abrir cuentas de cheques, ahorros y otras cuentas on-line sin necesidad de imprimir o firmar nada. En el pasado, tenías que sentarte con un banquero personal durante las horas de atención al público de la oficina del banco y defenderte de numerosos argumentos de venta. Con la capacidad de la firma electrónica, todo el proceso puede tardar menos de diez minutos.

Pagar recibos y transferencias: En lugar de tener que firmar para pagar recibos o facturas, tu banco puede imprimir y enviar un pago por ti mes tras mes. También es posible transferir dinero a algún beneficiario electrónicamente, incluso si la cantidad que debes cambia cada mes. Para obtener detalles completos, puedes aprender a utilizar el pago de facturas online.

Transferir fondos: ¿Necesitas mover dinero de tu cuenta corriente a tu cuenta de ahorros? ¿Qué tal poner dinero extra en una cuenta de depósito o incluso abrir una nueva cuenta de ahorros en otro banco? Ya no necesitas tener que visitar una sucursal o quedarte en espera para hacer estas cosas. Puede incluso vincular cuentas bancarias en diferentes bancos y hacer traspasos de dinero de ida y vuelta.

Solicitar préstamos: Los préstamos son un proceso intensivo de «papeleo». Pero no tienen por qué serlo. Escribe la información solicitada, lo que acelerará el proceso de verificación de tu crédito y tu banco se pondrá en contacto con contigo con una respuesta. Algunos prestamistas operan enteramente en línea y pueden tomar decisiones de préstamo casi instantáneas.

Obtener buenas tarifas: Los bancos online son conocidos por sus tasas competitivas. En teoría, deberías poder ganar más en las cuentas de ahorro en línea y pagar tasas de interés más bajas en los préstamos. Siempre es una buena idea comparar las tarifas de la banca electrónica con las tarifas tradicionales, pero casi siempre serán mejores online. Algunos bancos físicos ofrecen opciones online solamente. Para usar esas cuentas, tendrás que renunciar a tu libreta en papel clásica (que preferirías de todos modos) y a la posibilidad de realizar algunas operaciones bancarias con un cajero.

Depositar cheques: Cuando alguien te paga con un cheque, hay varias maneras de ingresarlo. La opción más rápida y fácil es usar el depósito de cheques a distancia: haces una foto del cheque y la envías a tu banco para el pago. No hay necesidad de visitar una sucursal ni de enviar por correo el talón. Para más detalles, aprende a depositar cheques en su dispositivo móvil.

Mantente informado: Además de revisar manualmente tu cuenta online, puedes usar mensajes de texto «anticuados» para administrar tu cuenta, revisar el saldo y más. A veces parece demasiado trabajo abrir una aplicación e iniciar sesión para saber cuánto tienes disponible… Descubre exactamente qué tipos de servicios están disponibles y cómo puedes beneficiarte de los mensajes de texto ( SMS )con tu banco.

Ver historial: ¿Necesitas ver si has cobrado la nómina o cuánto te han pagado en tu empresa? Es fácil ver las transacciones en línea, descargar extractos históricos y buscar eventos específicos.

Tarifas competitivas: Los servicios bancarios en línea suelen costar menos que las cuentas tradicionales de bancos físicos, al mismo tiempo que ofrecen tarifas muy competitivas. Aquí tienes una buena oportunidad de conseguir una cuenta sin nómina y sin comisiones y evitar cargos mensuales de mantenimiento con un banco on-line.

Ventajas y desventajas de la banca electrónica

Hay numerosos beneficios de la banca online y vale la pena al menos tener la opción de realizar operaciones bancarias en línea. Pero los bancos tradicionales y las cooperativas de crédito también tienen su lugar.

Servicios en persona: Los bancos hacen más que simplemente administrar dinero y guardarlo. También pueden proporcionar servicios de notario, cajas de seguridad y cheques oficiales en un instante. Puede que no necesites estos servicios a menudo, pero cuando lo haces, normalmente es durante una ocasión importante. Evalúa si en tu caso tiene sentido o no mantener una cuenta local abierta.

Problemas tecnológicos: Si no te sientes cómodo con la tecnología, la banca online puede ser más problemática de lo que vale la pena. Además, los fallos ocurren, y si tu ordenador (o el ordenador del banco) no funciona, entonces no hay mucho que puedas hacer. Para situaciones complejas como problemas molestos de servicio al cliente o discusiones sobre diferentes tipos de préstamos, a veces puede ser mejor tener una conversación cara a cara.

¿Sin efectivo? También está el tema de conseguir dinero en efectivo. Los bancos sólo por Internet normalmente ofrecen una tarjeta de débito que puedes usar para retirar dinero en efectivo, e incluso pueden pertenecer a redes con acceso gratuito a cajeros automáticos. Algunos incluso, te permiten retirar dinero desde correos o desde un supermercado. Pero para ingresos o retiros de efectivo grandes, una sucursal es siempre lo mejor.

Seguridad

Todo esto puede sonar bien, pero ¿está a salvo tu dinero?

La banca en línea se considera generalmente más segura que la banca tradicional. Tener tu dinero depositado directamente en tu cuenta bancaria elimina el riesgo de que alguien te el efectivo. Además, nadie puede copiar la información de tu cuenta de las facturas que envían las compañías de servicios cuando desde tu cuenta online tienes todas las facturas en tu ordenador y las descargas de forma segura. Si ocurren fraudes o errores, la ley a menudo te protege, siempre y cuando actúes con rapidez.

Mantenerte seguro es relativamente fácil. Debes mantener el equipo y los dispositivos móviles actualizados. En particular, asegúrate de que el sistema operativo, el software antivirus y el cortafuegos se mantengan actualizados. Utiliza contraseñas difíciles de adivinar y nunca las escribas. Por último, nunca respondas a correos electrónicos, llamadas telefónicas o mensajes de texto que te soliciten que proporciones información confidencial sobre tu cuenta personal.

Para estar seguros, las estafas online también ocurren. Siempre y cuando sólo envíes dinero a alguien que estés 100% seguro de que conoces, deberías ser capaz de evitar la mayoría de ellos. Sólo recuerda que las acciones con más riesgo son dar dinero o información a otra persona.